El viaducto de Millau

Hoy se abre a la circulación el Viaducto de Millau, con casi un mes de antelación respecto de la fecha establecida contractualmente y poniendo fin a la larga espera de los habitantes de Millau que ansiaban una solución a sus problemas de comunicación y acceso de tráfico rodado. Un nuevo proyecto del aclamado arquitecto británico Norman Foster, que va camino de convertirse en todo un clásico en este blog.

Millau

La Compagnie Eiffage du Viaduc de Millau (CEVM) es la empresa responsable de la dirección de las obras y la adjudicataria del viaducto que con sus 245 metros de altura se ha convertido en el puente más alto del mundo. Consta de 7 grandes pilares huecos de hormigón de geometría variable y un tablero metálico cuyos elementos se realizaron en las fábricas de la empresa Eiffel y se montaron sobre plataformas de trabajo al norte y sur del viaducto evitando en lo posible trabajar sobre el vacío.

Obras

Foster optó por un viaducto atirantado, de líneas esbeltas y un tablero muy ligero, apoyado únicamente en 7 puntos y mínimamente curvado con una inflexión de su eje hacia el este en dirección a Beziers. Como es habitual en todas sus obras el respeto por el medioambiente ha estado presente a lo largo de todo el proceso de construcción: tratamiento de las aguas residuales mediante decantación y depuración, descontaminación de tierras tratadas y recogida sistemática de los residuos de obra.

Etiquetas:

Esto es lo que hay...